Estos días hemos conocido la noticia de que Lliurex, la distribución educativa valenciana, ha permitido ahorrar en los últimos cuatro años al Gobierno Valenciano más de 22 millones de euros en gastos de compra de licencias de software privativo. Éste es sólo uno más de los casos en los que, tanto en España como en